bolsosarian.es

¿Cuales son las piedras naturales usadas en bisutería ?

En este nuevo post, vamos a repasar las principales características de las piedras naturales que se suelen utilizar en la fabricación de complementos de bisutería. Se usan piedras semi-preciosas y en ocasiones pequeños cantos rodados de río, pulidos y escogidos especialmente por su color y aparencia. Las piedras naturales dan un plus a la bisutería ya que le confieren un aspecto de mayor calidad y duración. No se suelen usar piedras preciosas o gemas, ya que por su elevado precio, se reservan para la fabricación de joyas y orfebrería -diamante, rubí, zafíro etc...-. Aún así las usadas en bisutería ofrecen una ámplia gama de colores, formas, texturas etc... que las hacen casi imprescindibles en un buen collar, pendiente o pulsera.

 Comenzamos por el Ópalo: Es un dióxido de Silicio, formado por capas de silicatos que forman un entramado tridimensional que le proporciona la propiedad única de reflejar los rayos de luz y transformarlos en colores del arco iris. La calidad del ópalo se mide por su capacidad de irradiación, y sus  variedades son: el opalo lechoso- con apariencia blanquecina- el opalo leñoso- de colores marrones que dan aspecto de madera fósil- el ópalo de fuego- de tonos amarillos y naranjas- y el ópalo precioso- el más utilizado por sus brillos de arco iris.

 Nácar: Es un carbonato de calcio segregado por la corteza de la ostra, también llamado madreperla. Cuando en la ostra entra una impureza- por ejemplo un grano de arena- ésta se protege rodeándolo de capas concéntricas de nácar y se forma así una perla. Es muy apreciado en joyería y bisutería por sus reflejos irisados.

  Ágata: Es una variedad del cuarzo, también llamada calcedonia. Compuesta por oxido de silício es por lo tanto un silicato, y dependiendo de otros elementos que formen su composición así será su color: rosa, amarillo, ámbar, negro, verde, rojo....Como observamos en la foto se forman capas concentricas que recuerdan a los anillos del tronco de un árbol.

 Sodalita: Tiene este nombre ya que en su composición hay una gran cantidad de sódio. Es un mineral que pertenece al grupo de los feldespatos, y en la naturaleza es difícil encontrar ejemplares bien cristalizados. El color mas usual es el azul o morado claro, pero en raras ocasiones tambíen se encuentra blanco, gris o verde.

 Amatista:  Es una variedad del cuarzo, de origen hidrotermal con impurezas de hierro lo que le dá el característico color morado. Se suelen encontrar en el interior de las ágatas, y es muy resistente a los ácidos pero no tanto al calor, ya que calentándola varia su color a amarillo y anaranjado debido a la oxidación del hierro que contiene.

 Cristal de roca: Es el cuarzo propiamente dicho, también llamado cuarzo hialino. Es incoloro y transparente, los cristales tallados que no contienen ninguna impureza son realmente bellos y nos recuerdan al diamante, aunque no tiene los brillos de éste, por supuesto.

 Obsidiana: Es una roca volcánica, formada por la cristalización del magma expulsado en las erupciones volcánicas. También se le conoce como vidrio volcánico. Normalmente es negro, pero puede aparecer en raras ocasiones con otros colores como: gris oscuro, marrón, verdoso o azulado. En la antiguedad se usaba para fabricar puntas de flecha, ya que su fractura concoidea lo dota de filos cortantes.

 Ámbar: Es de composición orgánica ya que está formado por resina vegetal fósil. Ésta se formó hace 220 a 230 millones de años por lo que proviene del Triásico. Su color varia suavemente del amarillo al naranja.  El ámbar más puro y deseado en joyería y bisutería es el que procede de orillas del mar Báltico. Hay una variedad de ámbar de color azul que solo en encuentra en la República Dominicana y España ( en Cantabria ).

 Coral: También es de composición orgánica, ya que es la estructura calcárea  del coral existente en el mar y compuesto principalmente por carbono. El color puede ser muy variado, pero normalmente lo encontramos con ese rojo característico. Y una curiosidad; el color no es del coral propiamente dicho sino de un alga que vive en simbiosis con él.

 Ojo de tigre: Aunque tiene una composición similar al cuarzo, esta en realidad formado por silicatos fibrosos. Sus colores amarillentos y parduzcos recuerdan al ojo de un tigre, de ahí su nombre. Se suele encontrar en Brasil, Australia, India y Sudáfrica. Hay una piedra parecida con el nombre de ojo del halcón que no tiene las vetas doradas del ojo de tigre.

 Granate: Su nombre se debe al parecido con los granos del fruto de la granada. Es un silicato y los hay de toda la gama de colores - aunque los mas normales son rojo oscuro- excepto azules. Esta diversidad de colores depende del mineral que acompañe al silicio. Se encuentra prácticamente por todo el mundo y asociado a rocas graníticas. Hay una variedad del granate con tonos marrones que se llama Piropo.

 Aguamarina: Es una variedad del Berilo y  "emparentado" con la esmeralda. Es un silicato de aluminio y berilo y siempre es verde-azulada, recordando el color del mar, de ahí su nombre, cuanto mas intenso sea su color mas valorada es. Un azul oscuro es muy raro y deseado. La aguamarina  "Don Pedro" es una pieza de 26 kg que fue tallada en Alemania en 1992 y constituye un récord.

 Ónice: Conocido también como Onix, es de origen volcánico  y se le considera una variedad de ágata, puede ser gris, negro, dorado o verde, o mezcla de estos colores. Algunos tienen bandas blancas sobre fondo negro y son cortados en forma de camafeo. Es muy duro y áspero- antes de pulir- y es muy apreciado por el brillo que refleja una vez pulido.

 Turquesa: Una de los minerales mas usados en bisutería. Tiene un brillo ceroso verde-azulado. Es un mineral de cobre y fosfato de aluminio. Su nombre se deriva de Turquía, ya que las `primeras piedras que se introdujeron en occidente provenían de Persia.

  Cornalina y Citrino: Son dos variedades de cuarzo, con diversas impurezas que les dan sus colores característicos. El citrino es mas cristalino y la cornalina mas opaca.  Esta última va desde el rojo al naranja, pero el mas común es el color ladrillo. Suele extraerse en Brasil, Madagascar o India.  El citrino  va desde el amarillo al naranja y su color es dado por la proporción de hierro que tiene como impurezas junto al silicio.

 Azabache: Es una madera fósil formada en la Era Jurásica.  No cristaliza sino que esta formado en capas de unos pocos milímetros de espesor. En España es muy abundante en Asturias. Como curiosidad se dice que es un gran protector contra el mal de ojo.

 Circonita: Es lo más parecido al diamante, solo un joyero experto es capaz de diferenciarlo, pero un truco para no equivocarse es que si ponemos un diamante sobre un papel escrito, no lograremos leer nada ya que el diamante es un tanto translúcido, pero si somos capaces de ver las letras del papel es una circonita que es mas transparente. Es un óxido de Zirconio y no se encuentra como tal en la naturaleza, sino que es una gema artificial.

Otros minerales usados en bisuteria son : peridotita ( verde ), hematites ( negro con brillo metálico ), berilo ( verde ), Jade ( verde ).

En resúmen, hay una gran variedad de piedras naturales que forman parte de la bisutería; el brillo, color, tallado de los cristales, y duración de una piedra semipreciosa no es comparable a las composiciones con resinas acrílicas o artificiales, además su precio es totalmente accesible. Existe una corriente que tiende a asociar las piedras con propiedades mágicas, esotéricas o curativas, pero eso lo vamos a dejar a la fé que cada uno tenga. Lo que a nosotros nos ocupa es su estética, y eso a la vista está.





Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información